Esfinge

ESFINGE

Nunca una esfinge pudo dejar huellas, sólo simbolizó un poder arrollador de un monstruo femenino devorador de viajeros.

Ella jugaba con las mentes, interrogaba a sus víctimas, sabiendo que no podrían responder el acertijo. Luego de un zarpaso les arrebataba todo.

Podrán decir que la esfinge arrastró miradas hacia si, que fue imponente y misteriosa, podrán decir mucha cosas pero jamás abrazó un alma.

Por eso al perder a su presa Edipo, quién descubrió su acertijo, decidió arrojarse al vacío y terminar con su vida.

Romina R Silva

 

Taller de Escritura Creativa 2018

Taller de Escritura Creativa

Sé el primero en comentar

Deja un comentario