Redención

Redención-Romina R Silva
Poemario ¨Redención¨, Editorial: En el aura del sauce (2010)

 

 

Introducción

Hablar de la poesía, pensar la poesía: Desandar cada palabra que un poeta vierte y que viene a resonar de tantas maneras como lectores haya. Esa palabra que se gesta en una necesidad interna, que cobra una vida única e irrepetible en la imagen de quien escribe. Esa palabra que arrastra con ella las luces y las sombras de un pensamiento antes pasado por la carne, por el mundo de lo sensible y que cobra un vuelo único en quién la toma y la dispara contra la hoja.

Hay en estos versos un espacio donde lo no dicho se dice en el otro, un juego de dos para completar el poema.

La poesía no se explica, sólo se debe dejar penetrar por ella. Desde el lado del poeta amasar la idea, acariciar el sentido, fundirse en la emoción para que luego la palabra modifique, conmueva, deje en el otro un vuelo. “Juega con el viento frío, con la sombra de la sombra, entra en el viento y el viento en el umbral de las ventanas mentales” dice Romina, y ese es el juego.

Desde el lado del lector acontece otro poema, el que resuena en sus emociones, el que se le hace propio.

Albert Einstein decía: “Lo más hermoso de la vida es lo insondable, lo que está lleno de misterio. Es éste el sentimiento básico que se halla junto a la cuna del arte verdadero y de la auténtica ciencia. Quien no lo experimenta, el que no está en condiciones de admirar o asombrarse, está muerto, por decirlo así, y con la mirada apagada”.

La capacidad de asombro, la apertura a lo sensible, la capacidad de la emoción es lo que se requiere para entender el arte, un acto de amor indescriptible, un pacto de a dos, el poeta y el lector. Luego de leer este libro siento que ese pacto se ha logrado. Redención, es la palabra con que Romina define a este libro. Si tenemos en cuenta las definiciones de Redimir: Rescatar, sacar de la esclavitud a un cautivo. Dejar libre una cosa hipotecada. Librar una obligación o extinguirla. Poner término a vejámenes etc. Nos introducimos en este mundo de palabras donde cada poema viene a cumplir su cometido. Una búsqueda interna, una necesidad de liberar aquello que desde su sensibilidad se encuentra apresado: la visión ecológica, su compromiso con lo social, su encuentro con el amor y las múltiples maneras de atravesarlo y dejarse atravesar.

Una necesidad profunda de decir. Una escritura sensible, visceral,sin maneras rebuscadas y confusas, fresca e inocente que hace al lector introducirse en su mundo.

Romina nos entrega aquí su primer libro, su necesidad de decirnos y compartir con nosotros su mundo interno y lo hace con una fuerza y una belleza que atrapa, sólo resta recorrerlo, involucrarse con ella y dejarse llevar por sus palabras, nadie mejor que el lector luego de iniciar ese vuelo compartido de sensaciones, para terminar de definir el sentido de la poesía, para resignificar y completar este prólogo. Buen viaje.

Cristina Ramb